En el curso que damos, el estudiante salta solo y el paracaídas se abre instantáneamente. Hay un instructor en el avión y otro en el aterrizaje y siempre se mantiene contacto por radio para asistir al estudiante en todo momento.
Los primeros saltos se hacen desde 1km de altura. Conforme se va avanzando en el curso se va saltando cada vez mas alto.
Esto varía de acuerdo a las maniobras que se hagan durante el vuelo. Lo más normal es de 4 a 5 minutos. Entre más giros se hagan y cuanto mas pronunciados sean, se reduce el tiempo de caída.
Aunque la experiencia es diferente para cada persona, no es frecuente que alguien sienta esto.
Hay varias diferencias importantes entre uno y otro. Las más notorias son la perspectiva y la velocidad: Al estar tan alto, no se ve como el suelo se acerca ni se tiene noción de la velocidad, además que al saltar de un vehiculo en movimiento se evita sentir una aceleración (vacío) como si se empezara de un punto estático.
Aunque esto es algo realmente difícil, es una situación para la cual se está preparado. En el curso se enseña como corregir y controlar estas situaciones. Si aún así hubiera algo que afectara el uso del paracaídas principal, se cuenta con un segundo paracaídas.
Los paracaídas que usamos se pueden controlar con mucha facilidad. Si se desea ir a la derecha, basta con bajar el brazo derecho y viceversa. Además, para mayor seguridad, se cuenta con asistencia por radio para ayudar al estudiante.
Hay muchos factores que afectan el aterrizaje como la velocidad del viento y cuanto lo frene el estudiante (si, el paracaídas se puede frenar). Generalmente saltamos con poco o nada de viento. En estas condiciones, y si no se frenara el paracaídas, la caída seria parecida a tropezarse cuando se está corriendo rápido. Si se frena adecuadamente, es como bajar un escalón.
Caída libre es el tiempo que transcurre desde el momento que se deja la aeronave hasta abrir el paracaídas. Es en esta etapa donde se alcanzan velocidades que pueden superar los 200 kph.
Caída libre presenta algunos retos para los que hay que prepararse bien. La alta velocidad requiere mucho control y reacciones rápidas. Con el curso de Cuerda Estática se hacen 6 saltos donde el paracaídas se abre instantáneamente y luego se empieza a incrementar el tiempo de caída libre poco a poco para permitir que el estudiante se acostumbre a este nuevo medio. En total se ocupan aproximadamente 15 saltos para cubrir las habilidades básicas.